El día en que España se convirtió en la URSS

El día 6 de febrero de 2016 escribí a mis amigos: “En el último momento, Snchz pactará con el PP por responsabilidad, para salvar España (y su culo) de los bolivarianos, de modo que todas las exigencias que ahora impone Iglesias porque si cuela cuela y si no a elecciones (a quedarse con los votos del pérfido y perjuro PSOE) servirán para justificar el pacto. ¡Quieren Interior para filtrar a ETA! ¡La Patria está en peligro! Así que la inteligencia política de Iglesias puede cifrarse en la de un perro que se lame las pelotas (“¡Mira qué listo es!”), pero no en más, ni es superior a la del virus latente Rajoy. Claro que la de Snchz no va mucho más allá de poner cara seria y compungida sin enterarse de nada, como si fuera una presentadora asustadiza de Canal Sur o Antena 3, así que todavía es probable que se quede sin casa y sin muebles”. 

Luego vi profetizar más o menos lo mismo a Juan Soto Ivars y pensé que debía de haberme equivocado, porque Juan Soto no sabe nada de política ni de economía. Entre ayer y hoy me he dado cuenta de mi error, y del errar sin tino de los partidos, que ya se han perdido definitivamente y no saben ni por dónde van ni qué planes tenían, salvo el PP, que espera quieto a que le caiga la breva del cielo, o los cojones del toro Tîkshnabrishana o Pralambavrishana (el sánscrito permite escribir cojones con b y con v).

bre

Cuando llegaron estos chavales del PP, muy animosos, limpios de corrupción y orgullosos de haber aprobado unas oposiciones, decían que iban a reformar el Senado, limpiar España, vamos, como lo de Guerra diciendo que a España no la iba a conocer ni la madre que la parió, pero en plan Netol. Qué tiempos aquellos. Ahora el PP tiene la ocasión de ser patriota absteniéndose ante el gobierno o, directamente, sumándose, del PSOE y C’s, otros muchachetes que dicen que acabarán con las diputaciones provinciales y no sé cuántas cosas más que tras largas y costosas comisiones se descubrirá que no es viable hacerlo. Y podría salvar la patria con esto el PP, antes de que la bolsa se desplome o de que el PSOE no tenga más remedio que dar el gobierno a los bolivarianos. Pero quia, dice el PP que no lo hace porque las demás fuerzas no quieren un gran acuerdo, un acuerdo grande. La grandeza, claro es, es que gobierne el PP, eso es lo más grande del mundo y arsa morena y que no falte.

brezh

Y para eso, lo mejor que puede hacer el PP, así perezca Sansón y todos los que con él son, es obstruir todo proceso conducente a un gobierno que no esté presidido por Mariano Rajoy. Así, por un evidente fallo en nuestra Constitución, esa que el PSOE y C’s quieren volver a reformar por la puerta de atrás, como también haría el PP, según ha anunciado, si gobernaran ellos (¿no hacía falta un referéndum, o me he dormido en algún momento de la película?), Rajoy puede esperar su jubilación en el cargo de presidente en funciones y García Margallo su fallecimiento ocupando el puesto que a él le gusta llamar “presidente del mundo”. Para ello, lo único que tienen que hacer es votar “no” a todo y, en el caso de que hubiera que repetir elecciones, mantener su roca madre de votantes subnormales, inasequibles a toda lógica y  ciegos a todo descubrimiento de la mugre infinita de un partido imputado (perdón, “investigado”, según la terminología que se inventó el PP y que recuerda al chiste de los políticos que ponen una pista de tenis y una sauna en la cárcel mientras los colegios se caen a pedazos, porque “no van a volver al colegio”). Y si alguien me acusa de ofender e insultar a millones de votantes, ese alguien tendrá que reconocerme que muy despiertos no parecen.

brez

Pronto tendremos un gobierno más provecto que el chino y nos clasificaremos en cuartos de final para batir en ancianidad al aparato político de la República de Cuba, ese lugar al que, como tantos otros, García Margallo fue de turismo (porque a otra cosa no, a pesar de que según él fuera el artífice del deshielo de las relaciones con EEUU), y seguramente volverá. Y, cuando se produzca el hecho biológico, podremos construir a cada uno de estos Padres de la Patria una pirámide como la de Enver Hoxha. Pero, mientras tanto, ¡larga vida al Politburó!

José María Bellido Morillas

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s